01 -------------------- construccion

Perfecta dualidad

LA OBRA DE NUEVA CONSTRUCCIÓN QUE CAPTURA LA LUZ E INVITA A SOÑAR.

Una sola casa, dos pabellones independientes. Dos ambientes, un solo hogar. Así es el que nos atreveríamos a llamar nuestro proyecto estrella, un diseño lleno de dualidades que convirtió un sueño en una idea y esta en realidad.

Esta casa de una sola planta, sumada al pabellón independiente situado justo enfrente, construye la silueta de este proyecto, dibujando dos volúmenes unidos mediante una piscina central, protagonista indispensable de las horas de más calor y los atardeceres de verano. Un diseño que divide el plano de la casa principal en dos y que, sin apenas darnos cuenta, crea dos espacios de tiempos, intensidades e historias distintas, dos ambientes que responden a las diferentes necesidades de la familia a lo largo del día.

Un salón de doble altura, grandes puertas correderas que abren este espacio a la zona de la piscina, permitiendo que la luz inunde el interior, y una cocina con isla central para albergar sin problemas desde las comidas más sencillas en familia hasta las reuniones sociales más ajetreadas, conforman la llamada zona de día. Un ambiente en el que la luz y el espacio se convierten en protagonistas de un diseño único en que todo está conectado para crear recuerdos y compartirlos.

‘La arquitectura es el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes bajo la luz’ Le Corbusier

Sin embargo, el descanso y la privacidad también fueron un pilar imprescindible para el diseño de esta casa. Por ello, el segundo ambiente que conforma este proyecto alberga la parte más personal de una familia: los espacios en los que sueñan, literal y figuradamente. Dormitorios, baños y hasta un vestidor conforman este ambiente en el que la luz y la amplitud siguen siendo protagonistas de este espacio más intimista.

Un espacio sencillo y práctico en el que los detalles construyen la magia de este proyecto en el que la doble altura de los techos con ventanas, a través de las que se filtra la luz, crea una sensación de amplitud y calidez similar a la que podemos admirar en algunos museos. Un espacio construido en base a materiales resistentes capaces de aguantar todas las aventuras que les depara el futuro.

Un espacio repleto de dualidades en el que vivir el día y la noche; la alegría y el descanso. Un lugar donde combinar los espacios a través de grandes puertas hacia el exterior. En definitiva, un espacio diseñado al milímetro de sus sueños.

Una puerta hacia el jardín, una ventana hacia el interior. Un hogar en armonía que amplifica la luz del sol a través de sus grandes cristaleras y amplios espacio. Para disfrutar de la vida, de la risa y de los recuerdos.