01 -------------------- construccion

Tres plantas, tres historias

El ejemplo de como práctico y sencillo también son sinónimos de grandeza.

 

Una parcela de 750 metros cuadrados, una vivienda unifamiliar de más de 350, tres alturas, piscina y una pequeña estancia soñada son las bases que convierten esta obra en un gran proyecto, no solo por sus dimensiones, sino por su significado.

Cómoda, funcional y luminosa: así es la planta central de este proyecto. Un espacio diáfano surgido de la unión entre cocina y salón que destaca aún más gracias a la luminosidad que aportan los amplios ventanales del salón que conectan exterior e interior a través de una mirada. Un espacio lleno de carácter en el que el gran muro de piedra que preside la estancia reclama la atención del espacio transformando nuestro proyecto en algo más: transformando nuestras paredes en el estuche de la felicidad de los futuros momentos juntos de esta familia.

Tranquilidad, versatilidad y confort habitan la segunda planta. Compuesta por tres dormitorios y un pequeño vestíbulo que desempeña el papel de distribuidor, la luz vuelve a ser protagonista en esta planta en la cual los dos dormitorios infantiles están unidos a través de una puerta central que permite modificar el planteamiento de ambos espacios a placer para unir o separar las estancias dependiendo de sus necesidades en cada momento. Un diseño completamente personalizado que en el dormitorio principal se tradujo en una gran capacidad de almacenaje a través del diseño del vestidor y de los armarios.

Dos estancias, dos ambientes. Sin embargo, lo prometido es deuda y en el tercer nivel de este hogar está la verdadera sorpresa. Un pequeño secreto que da forma a los sueños y pasiones de esta familia: la sala de cine del sótano es el espacio ideal para seguir viajando en familia sin necesidad de salir de casa. Una afición compartida capaz de crear recuerdos inolvidables que es el ejemplo perfecto de cómo todas tus ideas se pueden hacer realidad.

‘Si tienes una pasión, si realmente crees en algo, esfuérzate y podrás hacer posibles las cosas con las que has soñado.’ Norman Foster.

Un proyecto personalizado que logramos adaptar completamente a las necesidades de nuestro cliente no solo en cuanto al diseño, sino también en cuanto al presupuesto, solo posible gracias a nuestro servicio integral que nos permite estar a tu lado desde el primer instante de este bonito proceso. Y así, planeando juntos cada etapa del proceso, es como construimos literal y figuradamente este hogar práctico y sencillo: la prolongación física de los sueños e ilusiones de nuestros clientes.

Tres plantas, tres ambientes, tres historias. Una de bienvenida, de amigos y familia. Otra de descanso, privacidad y confianza. Y, por último, un pequeño secreto familiar, único, propio, y divertido. Tres plantas, tres ambientes, tres historias: un hogar.